Encuentro en la naturaleza especial OSO PARDO

0
Precio
Precio349 €
Precio
Precio349 €
24/05/2024
* Selecciona todos los campos obligatorios para poder realizar el pago.

Hacer reserva

Guardar en mi lista de deseos

Para añadir Viajes a la lista de deseos debes tener una cuenta

2185
3 días
Fecha: del 24 al 26 de mayo de 2024
Pola de Somiedo
Pola de Somiedo
Nº máximo de personas: 14
Detalles del viaje

La observación de osos pardos en su hábitat natural es una de las experiencias más estimulantes y atractivas que podemos disfrutar en la cordillera cantábrica.

Por regla general,  en los meses de primavera el oso pardo cantábrico sale de la espesura de los bosques para alimentarse en la orla supraforestal, las primeras herbáceas de la temporada que brotan frescas en los pastos de montaña; recursos disponibles en abundancia en su hábitat natural durante estas fechas.

Es en esos momentos cuando resulta sencillo ver al plantígrado, especialmente durante las primeras y últimas horas del día.

Se trata de disfrutar de esta especie pero sin perturbar su conducta y con total seguridad.

El Parque Natural de Somiedo es un entorno fantástico para disfrutar de la naturaleza y de una excepcional gastronomía.

Se trata de un encuentro entre personas que simplemente disfrutan de la naturaleza y de la compañía de otros naturalistas.

Aprenderemos algo más de la ecología del oso pardo cantábrico y de los hábitats en los que ha sobrevivido la especies en este sector de la cordillera cantábrica.

Lugares de salida

Pola de Somiedo (Asturias)

Duración del viaje

3 días (del 24/05/2024 al 26/05/2024)

Incluido en el precio

  • 2 noches en habitación doble compartida en el Hotel Castillo del Alba ( suplemento single 60€)
  • incluidos desayunos
  • Permisos
  • Guía profesional
  • Visita a la casa del oso pardo y charla
  • Coordinación y guiado
  • 4 salidas para observación de osos pardo

No incluido en el precio

  • Traslado hasta el punto de partida
  • Cualquier cosa no contemplada en «inclusiones»
Lo mejor de este viaje

Se trata de un programa sencillo, pensado no solo para salir a observar osos, sino para compartir un fin de semana con personas con intereses similares a los nuestros, con alojamiento y comidas a un buen precio.

Alojamiento

Hotel Castillo del Alba, en habitación doble compartida ( suplemento individual 60€)

Algunas imágenes del viaje
Programa
 
Día  24 de mayo
 
Llegada a Pola de Somiedo a medio día, entrada en el Hotel Castillo del Alba.
 
A continuación, charla introductoria de nuestro guía sobre la ecología del oso pardo cantábrico.
 
Salida de tarde para observación de oso pardo en su propio hábitat, alimentándose de hierba y hojas al atardecer.
 
Retorno al Hotel.
 
Día  25 de mayo
 
Desayuno
 
Salida a primera hora de la mañana para observación de oso pardo en otro paraje salvaje de la comarca.
 
Las esperas de mañana y tarde son diferentes, hay que aprovechar la luz a favor en cada momento y la disponibilidad de alimento en los diferentes sectores para no fallar.
 
Oso pardo en Villablino
 
Retorno al hotel
 
Salida de tarde para observación de oso pardo en su propio hábitat.
 
 Pernoctación.
 
Día  26 de mayo
 
Desayuno
 
Último día, en el paraíso.
 
Buscaremos otro bello paraje donde disfrutar del gran plantígrado ibérico, con suerte trataremos de observar una osa con crías para despedirnos de Asturias y del Parque natural de Somiedo.
 
A media mañana despedida.
 
La primavera del oso pardo
 
Material
  • Prismáticos y/o telescopio terrestre con trípode (se ofrece la posibilidad de alquilar el material de observación para los días del viaje).
  • Cámara de fotografía.
  • Equipo de digiscoping.
  • Ropa cómoda y calzado de trekking.
  • Ropa de abrigo (anorak, abrigo de montaña), gorra o sombrero.

 

    •  
Guía

Mario González

Natural de los Corrales de Buelna (Cantabria).

Desde que de bien pequeño mis padres me llevaran en sus rutas de montaña, siempre supe que ese era mi lugar. Empecé recorriendo mis montañas de la Cordillera Cantábrica, siempre me intrigaba que fauna habitaría esos bosques; así fue como poco a poco me interesé en el estudio y la busca de dichos animales, conociendo por el camino a grandes amigos naturalistas con las mismas inquietudes y sensibilidades que yo.

Siempre tuve devoción por un animal en concreto que, desde mis primeras incursiones en el monte para contemplarlo me fascinó, una joya de nuestra tierra que todos deberíamos cuidar: el lobo ibérico. Puedo decir que desde hace una década en mis ratos libres me dedico a su rastreo y avistamiento y, afortunadamente, lo que empezó como una afición se convirtió en un modo de vida.  Ahora gracias a WWS soy guía de avistamiento de fauna, todo un orgullo el poder enseñar a personas de muchos rincones del mundo los tesoros de nuestras montañas, todo ello siempre con el máximo respeto y cuidado por este magnífico entorno.