Lobos y gatos monteses 2020

LOBOS Y GATOS MONTESES 2020

Tenía previsto escribir una crónica de esta pasada campaña de observación de lobo ibérico y gato montés, tan peculiar por muchas razones, sobre todo por la ausencia de clientes europeos a excepción de algunos amigos franceses y alemanes, y por la necesidad de implementar medidas de protección sanitarias para poder desarrollar la actividad.

Que hayan faltado tantos amigos ingleses o alemanes ha sido una sensación realmente extraña, que ha sido compensada en parte con la visita de público nacional.

Cada temporada es una experiencia absolutamente diferente como sabeis, hay años que los grupos familiares crían en lugares recónditos, a menudo en puntos donde no lo habían hecho con anterioridad y sin apenas visibilidad posible y otros en los que allí donde mires localizas un grupo.

Los grupos reproductores son los mismos, ocupan sus territorios habituales, pero unos años simplemente desaparecen y otros están mucho más visibles.

Es por ello que para el equipo cada temporada es una incertidumbre. Los años en los que tienes pocas localizaciones y pasan los días y no aparecen más animales, es complicado manejar el stress.

Por esta razón, en los últimos años hemos adoptado un protocolo más técnico a la hora de buscar los grupos. Intentamos recopilar datos e indicios y compararlos con los que encontramos en años anteriores, lo que nos ayuda a ir descartando unos sectores en favor de otros.

Solo entonces, cuando tenemos signos evidentes de presencia en determinados puntos comenzamos con las primeras esperas. Además cada guía se ocupa de determinados sectores año tras año lo que hace que la experiencia acumulada juegue a nuestro favor. El equipo está mucho más conjuntado, saben mirar muy bien el monte e interpretan muy bien lo que ven y eso se traduce en resultados

Es un momento muy especial cuando después de semanas de trabajo, convencidos de que un grupo de animales se encuentran en un determinado bosque, valle o ladera, aparecen un día frente al telescopio, después de muchas jornadas de observación. Es fantástico, aún hay personas que dicen que vemos los lobos porque les cebamos, es algo que me enfurece, porque solo nosotros sabemos el grado de esfuerzo o de sacrificio que implica este trabajo.

Este año en muy pocas semanas en Julio, aparecieron hasta 4 núcleos reproductores, y en pocos días más otros 2 más que finalmente este año por acceso y distancia apenas utilizamos.

Así pues esta en cuanto a la observación de lobo ibérico ha sido una temporada “plácida”, en cuanto a la disponibilidad de puntos de observación, disfrutando muchísimas jornadas de magníficas de avistamientos prolongados.

En cuanto al gato montés, la temporada ha sido igualmente buena, para ser justos, la mejor en los últimos 6 años.

Como sabeis el año pasado fue malo,  ya que los gatos, parece que disfrutaron de una amplísima disponibilidad de alimento en el bosque y apenas bajaron a cazar a los prados.

Este año sin embargo, ya en julio había animales a la vista en diferentes sectores y hemos acudido a algunos lugares no tan habituales para nosotros también con buenos resultados. Se han realizado fotografías realmente buenas y se ha disfrutado como hace años de los gatos.

El gato montés como sabeis es nuestro emblema, una especie a la que tenemos especial cariño y a la que creo se la debería valorar más.

Los gatos están ahí para todos, pero me permito dar un consejo para aquellos que venis por primera vez a Riaño o a Fuentes Carrionas a disfrutar de estos animales, por favor, salir del coche lo menos posible, hemos podido observar a muchas personas este año cámara en mano detrás de los gatos en los prados o en la orilla de la carretera.

Dentro de los vehículos, en un apartadero seguro es el mejor modo de acechar a estos animales sin perturbarles en su alimentación diaria, lo toleran muy bien, porque están acostumbrados al ir y venir de coches y camiones, pero no toleran la gente a pie y menos si se meten en su territorio.

En resumen, esta ha sido una gran temporada, bastante buena en cuanto a asistencia, a pesar de la ausencia de clientes extranjeros. Hemos intentado en la medida de lo posible extremar las precauciones sanitarias, si bien es evidente que nunca pueden ser garantizadas el 100%.

La próxima temporada vamos a tener un vehículo y un guía de forma permanente durante la temporada en Fuentes Carrionas, en Cervera. Hay dos razones principales, la primera explorar la afluencia de clientes en ese sector y valorarlo para el futuro, y la segunda aumentar la disponibilidad de recursos y opciones de observación para los clientes.

En la Montaña de Riaño hay pedanías donde no se permite el acceso a empresas de naturaleza y esto hace que los recursos se limiten, más aun en años con animales difíciles. Cuantos más recursos y zonas estén disponibles, menos posibilidades de fallar a los clientes.

Para finalizar comentar que hemos realizado diferentes grabaciones este año para varias productoras, tanto nacionales como internacionales, se realizan en la mayoría de las ocasiones sin ánimo de lucro.

Llevamos ya 10 años trabajando en la zona, vienen muchas personas a la zona para disfrutar de la naturaleza, hace 10 años nadie sabía donde estaba Riaño, que hoy en día se acerquen algunos de  los presentadores más famosos de documentales del National Geographic y de la BBC y te digan que quieren ir a Riaño es motivo de orgullo.

Hay mucha gente que esta descubriendo la montaña oriental leonesa gracias a esta labor y al esfuerzo de muchos otros hosteleros y personas implicadas en el sector turístico en Riaño, hay que seguir trabajando en esa línea.

Leave a Reply

11 + 12 =